La presentación de “Un asunto más”

La tarde del 8 de noviembre se convirtió en una imagen que perdurará en mi memoria, al menos en la de esta vida. En la de las siguientes ya os contaré.

FOTOS DE CARMEN CASTRO


“Los juicios que consideres fáciles son los que más posibilidad tienes de perder”

No solo fue el acto de la presentación de “Un caso más”. Como cualquier acto que quiera que resulte memorable hay que prepararlo y en ello se fue toda la tarde. En medio de los necesarios prolegómenos, que obvio relacionar, se fue acercando la hora señalada para la presentación de mi creación con la misma inquietud que me acompañó todas y cada vez que cruzaba la puerta de una sala de vistas. Me imagino que en esta labor como en los tribunales, cada producción, sin importar su transcendencia o mi experiencia, inquietará mi interior y que como en los juicios nunca supondré su aceptación por anticipado. Tendré que adaptar la frase que presidió mi trabajo como abogado “Los juicios que consideres fáciles son los que más posibilidad tienes de perder”



Foto de Francesc Martínez

 Al llegar, a pesar de que faltaba casi media hora para el inicio, fui recibido por el calor de los más madrugadores, que no eran pocos. Era un ambiente cálido y envolvente. Los rostros sonrientes y sin dobleces animaban a pensar que todo saldría a pedir de boca y esa sensación se fue confirmando a medida que se acercaba la hora y el local se iba llenando hasta el punto de que diez minutos antes de la hora señalada para el inicio, el local rebosaba de sonrisas y buenos deseos, no quedaban sillas a pesar de que el optimismo de la Librería y de Paz, mi editora, habían dispuesto más sillas delas que en mis más optimistas pronósticos hubiera previsto.

El ambiente era sumamente festivo, a lo que no era ajena la vitalidad y la alegría de mi presentador Francisco Ponce Carrasco.

Con asistentes en pie se inició el acto que discurrió  por los cauces que anunciaba, se respiraba calor humano que fue para mí la principal recompensa. No recuerdo lo que dije,pero sé que lo hice en una ambiente relajado y agradable hacía más de sesenta sonrisas que me contemplaban atentamente, después vino un prolongado tiempo dedicado a la dedicatoria de ejemplares. El número de estas y los comentarios de la editora me hicieron comprender que aparte del calor humano había sido un éxito comercial. 

Había  logrado lo que cualquier escritor pretende, la posibilidad de ser leído, ser querido, al menos por un rato, y unas buenas perspectivas económicas.    

Un asunto más

ALBERTO GIMÉNEZ PRIETO
“Lumbre”
Portada de la novela Un asunto más, de Alberto Giménez Prieto

¿De qué va? 

Un abogado valenciano,  sin saberlo él mismo y a través de un divorcio que le encargan, nos irá descubriendo la callada actividad de las mafias que trafican con personas. Y más concretamente, las que se dedican a transportar la mano de obra subsahariana o el tráfico de mujeres procedentes del este de Europa, a través de intricados procedimientos. Dos muchachas, voluntarias de una ONG, tratarán de desenmascararlas, sin importarles el riego que corren. En esta novela se cruzan la corrupción, la violencia de género y sobre todo la sorpresa.


Por si tienes ganas de leer más… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: