Sobre mí


Hace poco que me jubilé de mi última profesión: abogado. Tengo dos vicios: viajar y los libros. Con mucho menos tiempo libre del que pensaba mientras trabajaba y muchas ganas de escribir. Esa afición no me viene de ahora, se remonta a mis días de bachiller en los que ya me ganaba algún que otro concurso literario de los que se convocaban en los colegios.
Entre los más próximos me llaman “Lumbre”, por ser el primer seudónimo que emplee en un momento en que alguien había convocado un concurso sobre palabras bellas en castellano y yo voté por Lumbre.


El sorprendente lado oculto de las personas normales

Durante toda mi vida he trabajado cerca de la gente y he conocido a personas de toda índole, incluso cuasi personas. Como visitador médico, como agente comercial o como abogado he mantenido relaciones que se pueden encuadrar como normales, aunque si se observan bien siempre se encuentran esas pequeñas partículas que nos diferencian, que nos hacen únicos: son las particularidades de cada uno.  Y cuando el trabajo cesaba y en la quietud del dormitorio te ponías a pensar en esas diferencias y la imaginación que siempre tuve y cultive por medio de la lectura hacían el resto. Al igual que la ostra con una pequeña partícula de arena empieza a recubrir de nácar hasta formar la perla yo trataba de crear a partir del hecho que había visto, escuchado o imaginado en aquella persona, de recubrirlo como “mis fantasías” y así se culminaban los relatos, siempre con un pequeño núcleo duro de hechos reales.

Recopilados del trato con la personas de mi entorno o de las que se cruzaban en mi camino (El metro es un filón de historias sin fin, solo hay que tener los ojos y los oídos bien abiertos), personas totalmente normales, me han sorprendido una y otra vez con su lado oculto, a veces oscuro, y que incluso sus “impulsos”, en más de una ocasión, me han sacado de la cama.  Mi amor a la literatura y mi filantropía me tientan todas y cada una de las noches de esta sufrida jubilación que padezco, a fabular e interpretar ese lado oculto tan sorprendente que tenemos las personas normales.

Historias de personas normales ›

De ahí que muchas de mis historias, o la mayoría quién sabe, están basadas en hechos reales, modificadas como os digo por mi recuerdo e imaginación, y desarrolladas en la más absoluta de las ficciones. Eso sí,  os puedo asegurar que mucha (casi toda) gente normal también tiene un lado oculto e incluso un lado oscuro.

Historias del lado oculto ›

Historias paranormales

Luego está  la cara oculta de nuestros conocimientos esas cosas que no acertamos a definir, probablemente porque no le hemos dado una oportunidad seria a la Ciencia, que empiezan por visitarnos en ocasiones especiales, que a veces se instalan en nuestras vidas y que casi siempre terminan despertando en nuestro interior miedos atávicos. Hablamos de ellas en voz baja y con los dedos cruzados. Las llamamos paranormales.

Modero la presentación de su libro que hizo en Valencia Matthew Manning (Un sucedáneo de Uri Geller). En la fotografía de izquierda a derecha: Un servidor, la interprete, Matthew Manning y dos directivos de la 1ª Escuela de Relaciones Publicas de España (Entidad organizadora).

Mi primera incursión en este terreno  llegó de la mano de Julio Roca Muntañola, un autor catalán, profesor mercantil y apasionado de la Parapsicología. Entré en contacto con sus escritos sobre viajes astrales, después de que un familiar experimentara un supuesto viaje astral del que regresó con una patología que le llevó a Urgencias de un Hospital.

Reunión del Equipo técnico del 2 congreso Mundial de Parapsicología (Barcelona 1978). En la fotografía se me ve al fondo con Fernando Calderón. En la misma están Germán de Argumosa, Hans Bender, J. B. Hasted…

Una cosa lleva a la otra, y de repente me vi inmerso con médicos, científicos y parapsicólogos en el famoso caso de las Caras de Bélmez de la mano de German de Argumosa. De hecho creo que a estas alturas soy la única persona que tiene una fotografía con “María”, la dueña de la casa del suceso que vino a denominarse como “el fenómeno paranormal más importante del siglo XX”.

Historias de lo paranormal ›

Historias sorprendentes ›

Dicen de mí

Me apasiona la literatura y la cultura  árabe, más allá de ideologías, religiosidades o radicalismos de cualquier género. Y eso, según dicen, se nota en mi forma de escribir. Se nota en que no me gustan las florituras o barroquismos en las formas y estructuras lingüísticas y en que me gusta ir al grano, a la acción. Así que encontraréis en mis escritos mucha precisión con pocas palabras en la descripción de los personajes o de los lugares, procurando buscar siempre la palabra precisa y desechando adjetivos a ser posible.

Aquí tenéis algunos de mis autores árabes preferidos: Kader Abdolah (Iraní), Salim Barakat (sirio), Amin Malouf (libanés), Alaa al Aswany (egipcio)…


Encuentra respuestas a tus dudas


“Comprimidos para la memoria o recuerdos comprimidos”

Un libro donde puedes encontrar respuestas a tus dudas con relatos llenos de intriga y desenlaces inesperados. Consíguelos en Amazon, en ebook o en tapa blanda⇒

Ir a Amazon

Ir a KindleUnlimited