Sueño realizado

Ahora ya podía confesarle a su mujer que había dispuesto de todos sus ahorros, de los fondos de pensiones, del dinero guardado para la universidad de sus tres hijos.

Tan solo disponía del tiempo necesario para tomar un último café y sosegar su espíritu. Se sentó en la cafetería del aeropuerto.

Sacó de su cartera el contrato recién firmado. Esa venta le haría entrar en la órbita de los grandes. Sus colegas ya no lo menospreciarían.

Había conseguido el más importante contrato de exportación de vehículos que jamás se hiciera a la Isla de Cuba.

Hubo de sucumbir a la mordida de un ministro, que decidió hacerse importador, pero lo logró.

Le costó mucho… todo lo que tenía tuvo que entregárselo al político que le firmó el pedido… el gran pedido. Las comisiones que recibiría conforme se entregaran los vehículos,  no solo le resarcirían de la mordida que había pagado, sino que lo enriquecerían de por vida.

Ahora ya podía confesarle a su mujer que había dispuesto de todos sus ahorros, de los fondos de pensiones, del dinero guardado para la universidad de sus tres hijos. Hasta tuvo que hacer una segunda hipoteca a su casa para alcanzar la cantidad que le pedía el estadista metido a importador.

No le hizo perder demasiado tiempo  para la firma. Hasta el ministro parecía tener prisa en cuanto le entregó el dinero.

Estaba contento, ahora su jefe se tragaría su amenaza de despedirlo si no conseguía un buen pedido.

Pronto los llamarían a embarcar. Nunca había visto tanta gente en el aeropuerto de La Habana

Fuera parecían escucharse disparos… no, debían ser los fuegos artificiales para festejar la entrada de 1959.

16 relatos que te sorprenderán…

Comprimidos para la memoria o recuerdos comprimidos. 

(La verdad es que no me acuerdo). 

 

Alberto Giménez (Valencia 1952), abogado jubilado que siempre gustó de la literatura, leer o escribir y ahora decide hacer pública la obra que tiene guardada. Con este libro, de sorprendentes relatos e inesperados desenlaces, inicia su camino en la publicación.

Consígue el ebook o el papel en tapa blanda⇒

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: